sábado, 27 de marzo de 2010

Un Pensamiento para el Domingo de Palmas

The Anchoress (inglés) nos pasa los siguiente con respecto a estas palmas:
Ellas son un recuerdo – y una acusación. Mientras estábamos parados allí, gritando “¡Crucificadlo!” estábamos apretando las ramas que usamos para cantar “¡Hosanna!” Las palmas revelan nuestra duplicidad. Que tan fácil cambiamos, que tan rápido giramos de fieles a infieles...de creer a dudar...de ser discípulos a ser traidores. Empezamos actuando como angeles cantando “Hosanna.” Y terminamos siendo la multitud.

1 comentario:

  1. Uh, esto es muy profundo. Increiblemente, nos hemos olvidado de decir "Bendito el que viene en el Nombre del Señor", como si para esto necesitamos - como ellos en el pasado tener unas hojas de palma - el dar la bienvenida al Señor debe ser una accion de cada dia y cada momento de nuestra vida, seamos verdaderos discipulos, fieles y creamos siempre en El!

    ResponderEliminar